La novela negra, saludable

Ref.: 150121

Paco ignacio Taibo II“Hubo una época en que yo fui dos terceras parte de la novela negra: había 30 novelas negras en México y yo había escrito 17”, señala Paco Ignacio “Taibo II”, quien ayer tocó el tema en una charla en la Filey.

Entrevistado en el exterior del Centro de Convenciones Siglo XXI, mientras era saludado por sus admiradores, el escritor comenta que hacía tiempo que no hablaba de novela negra en México, pues en los últimos cuatro o cinco años sus intervenciones públicas habían sido de debate político o de historia, como sus últimos libros.

Sin embargo, confiesa que está a punto de volver a escribir novela negra. “Tengo dos proyectos de empezados. Uno no avanza, por donde lo gire nada más no se mueve; el otro sí, ya llevo unas páginas avanzadas”.

Comparte que se trata de una novela complicada que toma una idea muy sencilla: a qué hora empezó este desastre nacional que ha significado el narcotráfico y por qué. “Ya está bastante avanzado pero no encuentro todas las claves y mientras tanto, mejor escribo otro de historia”, confiesa, no sin antes aclarar que aunque no cree en las supersticiones, pero mejor no sigue contando porque luego “se sala”.

De crítica social

En su opinión, la novela negra necesita ser más explicativa de la realidad nacional de lo que fue y comparte que para que una novela sea cataloga como negra necesita tener una fuerte carga de crítica social, una reflexión sobre el conjunto de la sociedad en términos de atmósfera y ambiente que vaya más allá de la anécdota, y una construcción del personaje novedoso y ajustado a los tiempos que se viven.

“Yo diría que esas tres cosas hace una novela negra y se separa de lo que llamamos la novela tradicional, de enigma, donde toda la pregunta es quién lo hizo y por qué lo hizo. Aquí la pregunta es en qué sociedad lo hizo”.

Con su sentido del humor, platica empezó a escribir novela negra porque tenía 20 años y era un irresponsable. “Fíjate que mi primera novela negra fue recibida por la crítica de una manera cruel, menos mal que yo aguanto mucho palo y soy capaz de devolverlo; decía el crítico de Excelsior: ‘Cómo se atreve a hacer novela negra en México, aquí donde no hay tradición’, pues precisamente por eso ¿no? Creo que la novela negra fue, a finales del siglo XX, el gran refugio de la novela social”.

Vienen con “ponch”

En su opinión, la novela negra en México cuenta de buena salud. “Hay personajes en el asiento potente, como Rolo Díaz y Elmer Mendoza, que ya son escritores muy hechos, luego hay una generación que trae ponch, y todos los años aparecen dos o tres novelas de autores jóvenes. Lo que pasa es que la presión de una sociedad criminalizada por el gobierno y el narco no hace fácil la novela negra sino hace fácil el periodismo negro.

“La novela necesita un paso atrás de reflexión”.— Jorge Iván Canul Ek

Fuente: Diario de Yucatan (Mexico)

					
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s