A la venta la novela de Antón García que recrea la última ejecución en plaza pública con garrote vil, en Tineo

Solo Novela Negra. Redaccion. Granada 29 Abril 2015. Ref.: 150231


Las librerías ya están poniendo a la venta la última novela en asturiano del escritor Antón García, ‘Crónica de la lluz y la solombra’, con la que ganó el premio de narrativa Xosefa Xovellanos 2014, y que recrea el crimen de 1897 en el que Rafael Gancedo González mató a su mujer y a su hijo (con la presunta intención de irse con su amante), así como el proceso judicial, y su posterior ejecución dos años después en Tineo, la última realizada en plaza pública en Asturias, y posiblemente también en España.


Anton GarciaLas librerías ya están poniendo a la venta la última novela en asturiano del escritor Antón García, ‘Crónica de la lluz y la solombra’, con la que ganó el premio de narrativa Xosefa Xovellanos 2014, y que recrea el crimen de 1897 en el que Rafael Gancedo González mató a su mujer y a su hijo (con la presunta intención de irse con su amante), así como el proceso judicial, y su posterior ejecución dos años después en Tineo, la última realizada en plaza pública en Asturias, y posiblemente también en España. Ampliar foto El escritor Antón García narra “con objetividad” y en forma de “crónica histórica”, más que de novela negra, unos hechos que el conoció por boca de su padre, quien tuvo relación con varios de los protagonistas. Así, partiendo de diversos puntos de vista, que van desde el asesino hasta la víctima, pasando por la querida o por un periodista que asiste al juicio, recrea no solo los hechos en cuestión, sino también el contexto histórico y social en el que se desarrollan. La narración se dividen cuatro capítulos. El primero se refiere al crimen y el último a la ejecución, mientras que el segundo y el tercero se centran en el proceso judicial. En declaraciones a Europa Press, García incidía en numerosos aspectos del ajusticiamiento. Según el autor, aquel día, martes 27 de junio de 1899, en la plaza de Las Campas de Tineo se montó una “auténtica romería”, con más concurrencia de público que en las fiestas del pueblo. Vecinos de los alrededores se trasladaron a Tineo para presenciar la aplicación de la pena, y el interés social fue tal que el alcalde se vio obligado a emitir un bando en el que prohibía la instalación de puestos de comida y otra índole cercanos al trayecto que tenía que recorrer el reo hacia la plaza. Señala además García que pese a que la opinión pública local había celebrado en su día la pena capital impuesta por el juicio (que se celebró con jurado popular), el día de la ejecución los vecinos trataron “con gran desprecio” al verdugo, Gregorio Mayoral. ….. seguir leyendo

Fuente: 20 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s